CON CARIÑO PARA TI.

lunes, 25 de septiembre de 2017

CARTA DE UNA MUJER DECEPCIONADA...EL DÍA MÁS TRISTE DE MI VIDA.


Es lamentable todo lo que en nuestra historia sucedió, te ofrecí mi vida entera te di mi tiempo, mi libertad, mis sueños, mis alegrías. Viví momentos inolvidables a tu lado pero hoy me voy de tu vida llena de dolor y desilusión, al saber que jugaste con mis sentimientos, al saber que cinco años para ti no significaron más que la burla hacia mi persona y la tenacidad necesaria para ayudarte a lograr tus sueños económicos.
Me costó mucho trabajo aceptar que era realmente cierto, que la mitad de ese tiempo que compartiste conmigo lo compartías con otra persona, que tu amor era compartido, que tu cuerpo también lo era. Muchas veces te pregunté si existiría alguien más que tú, siempre contestaste que "no". Hasta que llamó aquella noche, esa mujer con la que compartías tu amor me llamó de tu propio teléfono para decirme que estabas en su cama y en sus brazos, y se me estremece el cuerpo al recordar tan cruel decepción.
Tú eras como mi dios, eras la ilusión. Muchas veces te dije que me iría de tu lado, que me apartaría para siempre de tu vida y no podía cumplirlo por el amor que yo siento por ti, pero hoy hace un mes que tuve la voluntad de sanar mis heridas, alejarme de ti después de todo lo que me hiciste, de apartarme de un mundo que yo formé a tu lado.

Hoy me siento en paz conmigo misma y con todo lo que te di, orgullosa de ser una mujer en toda la extensión de la palabra. Te devuelvo la parte del amor compartido que me dabas pues debes entregárselo por completo a la persona que tiene la otra mitad. El tiempo cura las heridas y cobra las facturas completas.

Te amé con locura, con pasión, con deseo, con ternura, te procuré. Te acepté tal y como eras, te abrí las puertas de mi casa, y hoy solo queda el vacío, aun y con todas las humillaciones que me hiciste con tus desprecios el tiempo será mi único aliado. Hoy sano mis heridas, sano mi vida y me voy de tu vida orgullosa de cuanto te di, no tengo nada que perdonarte aunque tú no conoces esa palabra. Gracias por los hermosos momentos y gracias por haber sido mi gran amor y me despido de ti para siempre aunque hoy sea el día más triste de mi vida.

Debemos saber que no todo el mundo llegara a nuestro futuro. Algunas personas solo están de paso para darnos lecciones y enseñarnos  la belleza de la vida y del amor, pero también lo difícil y triste del desamor...Es la parte dura de la vida.

viernes, 21 de julio de 2017

CARTA DE AMOR QUE NACE DEL CORAZÓN Y FLUYE EN VERSOS AL VIENTO...


No ha sido un camino sencillo...Esta lleno de piedras, de senderos y veredas...
Ha sido trazado por el tiempo, por nuestro destino...Es el camino 
que me lleva hacia ti...
En el que el amor ilumina nuestros pasos...Y nos muestra cada 
día por donde seguir...
La esperanza es nuestra guía, que nos da la fuerza para 
continuar...Y la nostalgia nuestra eterna compañía.
Seguiremos andando por este sendero...Sembrado de ilusiones 
y sueños...
Regado por lágrimas de melancolía...A veces desértico, frío y 
solitario...
Otras nublado y tempestuoso, con fuertes vientos de 
impaciencia y otras veces lleno de  verdes valles...
Cubierto de flores de alegría
Cada piedra en el camino...Ha hecho nuestro amor mas 
fuerte...

Y aunque algunas nos han hecho tropezar...Al caer, nos alimenta 
la esperanza...
Que nos ayuda a continuar... Sintiéndonos con mas confianza.
Hoy me he detenido por un momento...Y al perder mi mirada en 
el camino recorrido...
No puedo evitar verlo con añoranza...Pero se que cada paso 
andado...
Aunque estemos en distintos senderos...Nos acerca mas al 
final del camino en donde estaremos por fin reunidos...
Para siempre...
Es un sentimiento tan profundo que cada vez que te veo 
siento esa alegría, esa felicidad, esa energía que me dice 
que eres lo que siempre soñé, que me hace vibrar de 
felicidad, me hace sentir lo hermosa que puede ser la 
vida solamente estando a tu lado...
Cambiaste la monotonía de mi vida vacía… Me hiciste 
sentir que existe el verdadero amor...
¿Si te quiero?... No, ¡Te Amo!... ¿Si pienso en ti?... 

No, tú eres mi pensamiento ¿Si late mi corazón por ti?...
No, tú eres la razón para que yo siga viva… ¿Si odio la 
soledad?... No, la amo, porqué cuando tú estás a mi lado 
quisiera que todos se desaparecieran y solo tú estuvieras 
a mi lado… Te amo, sin importarme las cosas que nos digan... 
Te amo por el simple hecho de que compartes tu vida con la mía... 
Te amo porque con solo mirarnos a los ojos, nos entregamos la 
vida entera... 

miércoles, 28 de junio de 2017

CARTA DE REFLEXIÓN PARA PADRES...DESDE LA CÁRCEL, MI ÚLTIMA CARTA...


La siguiente historia si bien es dramática, es más común de lo que uno pudiese pensar, y sucede cuando el padre es... alcohólico y maltratador, causando temor e infelicidad en el hogar.
Lamentablemente el alcoholismo es un gran destructor del matrimonio, de los hijos y de la familia.
Los niños que han sido criados bajo el maltrato y el miedo...Cuando grandes hay muchos que son golpeadores a causa de las huellas de dolor interior que sufrieron en su niñez y esta historia refleja las consecuencias de esas malas acciones.
¿Saben?... Les escribo desde aquí, de estas 4 paredes sucias, de estas malditas rejas que nunca dejaré de ver... ¿Saben por que lo hice?... Por que me recordó a ustedes, padres cuando más los necesitaba, me dieron la espalda.
Tu papá, has venido a gritarme que era un poco hombre. Todavía lo recuerdo.... Recuerdo que llegaste diciendo “mira lo que has hecho, yo allá fuera partiéndome el lomo y mira como me pagas, eres un poco hombre” pero sabes, quiero decirte quien de los 2 fue mas poco hombre, yo que salí allá afuera a buscar lo que nunca me dieron y lo que nunca me enseñaron o tu.
Que ya no te acuerdas papá ¿verdad? que llegabas casi borracho a la casa gritando “quiero tragar ¿que en esta casa que no hay nadie en esta casa que me atienda?” sabes papá yo te tenía terror, en verdad, por que cuando oíamos que llegabas me escondía debajo de mi cama para que no me pegaras. Pero eso a ti no te importaba.
Veías a mi mamá durmiendo y la agarrabas de los pelos y le pegabas hasta que te cansabas hay veces que tenía ganas de matarte, pero no podía, solo tenía 5 años papá ¿Pero sabes que hacía? me armaba de valor y abrazaba a mi mamá para que ya no le pegaras y aun así le seguías pegando.
Pero a eso se le llamaba ser hombre. Irse en cantina en cantina y acostarse con cualquier mujer eeeee eso se le llama ser padre eeeeee quien de los 2 fue mas cobarde papa. Tu solo sabrás.
Y tu mamá de que lloras si toda mi vida te vi llorando no sabes hacer otra cosa mas que eso... ¿Eh mamá?.. nunca le pusiste un alto a este maldito, pero eso si, cuando veías a mi papá cansando, no eras para decirle que si quería comer, no le gritabas, le decías: “Mírame parezco tu sirvienta, necesito dinero” ese maldito dinero que destruyó a mi familia. Ojalá y cuando lean esto reflexiones. En verdad, cuídense mucho.
Ojalá y no la hubiera matado. Todavía me acuerdo y me veo sentado en esa banqueta. Eran como las 10 de la noche. No tenía dinero. Sin mas razón no la pensé y la primera persona que pasó le quite su dinero y su vida, no lo hubiera dicho en verdad, recuerdo que le dije con una vos muy fuerte “Deme todo el dinero que traiga y rápido”.
Recuerdo que me dijo con una voz de miedo... “Ten todo el dinero pero por favor no me mate tengo hijos” y yo le contesté muy fuerte “eso a mi que mi importa eeeee” ella me contestó: es que yo si los quiero.
No lo hubiera dicho. Le enterré el puñal en la espalda hasta que me cansé y saben, era un juez. Me dieron cadena perpetua, gracias a ustedes... En verdad papás, muchas gracias. Cuando reciban esta carta ya no estaré aquí.
Nada justifica la violencia y menos con inocentes...Nadie merece ser maltratado  física, ni de forma psicológica, cada persona tiene sus propios valores y nadie es más que otro, ni vale menos que otro...Pero cada persona debe respetarse y hacerse respetar y no permitir nunca que otro les pase  a llevar con golpes o palabras...
Como bien dicen estos mensajes, romper con el miedo, pedir ayuda y trabajar para buscar la felicidad de una misma son tres claves importantes que hay que tener en cuenta. Denunciar los malos tratos es algo fundamental, no solo para quien los sufre, sino para quienes los presencian, pues si no hacemos nada estaremos tolerando algo inaceptable.
Que el miedo no te impida denunciar al agresor...
Si te maltratan y no haces nada, estás dejando que el maltrato persista en el tiempo.
Al otro lado del teléfono de emergencia no solo está el fin de los maltratos, está la vida que deseas vivir.


Dios creó la vida para que tu y tu familia sea feliz... y la felicidad se logra con una relación de amor y paz en el hogar...

jueves, 15 de junio de 2017

PENSAMIENTOS DE AMOR DE PAULA...


Y si nos detenemos un tiempo, sí, ahí, en ese instante, cuando tus ojos vieron los míos y no sabían si escapar o solamente sonreír, porque fue como inyectar veneno a un alma pura, tus ojos me atraparon, me conquistaron y me inflamaron el corazón lleno de llamas que ardían sin control.
No sé qué fue, las casualidades son pluralidades que no sabría decir si existen o no, pero si es eso, creo que mi más caritativa casualidad han sido tus ojos, esos ojos que encienden el corazón con sólo una mirada, una mirada profunda que no necesita explorarse, porque solo viendo una vez puedes sentir lo que es estar a centímetros del sol.
Pero también es tan fría que me congela el corazón, me hace sentir escalofríos y no sé qué pensar, si seguir fugazmente retenida en ellos o dejarlos pasar y que mi corazón no esté congelado ni ardiendo, porque lo único que quiero es que tú me mires una vez y no sepas si fue el veneno que te paralizó o fueron mis ojos que te llenaron de amor.
 El amor es explendor...

Humanos, porque eso somos, todos nos hemos enamorado alguna vez, de alguna forma, de cualquier ser. Y véase que dije enamorar, no a todos se les corresponde el mejor sentimiento para uno, todos hemos amado sin ser amados y es algo que siempre me intriga. ¿Por qué saber que duele? Y aun así ¿Seguimos amando?
Sabemos que nos hace daño, que nos destruye, que te paraliza, pero eso nos gusta, cada día que vemos a la persona nada importa mas que verla sonreír, verla reír, es la mejor música para ti... Pero... ¿Por qué nos aferramos?...
Porque el corazón quiere amar, no importa si no eres amado, te gusta saber que amas, que estas sintiendo, sabes que te gusta cuando tu corazón se acelera y no se detiene, sabemos que nos gusta parecer más rojos que la mismísima cereza cuando hablamos con esa persona.
¿Por qué sufrimos?... ¿Por qué no nos importa si la persona no nos ama?... 
Porque somos humanos y queremos amar, queremos poder amar a alguien sin necesidad de recibir algo a cambio, porque ese es el sentimiento más noble que existe, más claro que el agua, no esperas una caricia, sólo esperas la satisfacción de adorar a esa persona...¿Qué nos atormenta día y noche?...
El no poder besarlas, el no poder decirles que las quieres, que las amas, que es tu oxígeno, tu aire, que esa persona es tu gravedad, que sólo esa persona te mantiene aquí en la tierra, y nada más grande que el amor que sientes por ella.

Pensar que tú puedes hacerle más feliz que nadie en este mundo, podríamos decir que envidiamos a las demás personas porque ellas sí pueden tenerla, pero no es así, no las envidiamos porque sabemos que el amor más sincero es el nuestro.
Y finalmente podemos decir que estamos enamorados, de la A a la Z, sin importar que sigamos amando, y así será siempre. Nunca amamos en vano, nunca amamos a la nada, todo amor es esplendor, todo este amor nos nutre, nuestra alma es feliz, somos felices, de una u otra forma el amor siempre permanece, dolidos o amados, siempre permanecerá.
Paula...

Me susurraste "te amo", me miraste y entonces se detuvo el tiempo.
Cómo no buscarte si te amo. Cómo no escribirte si te pienso. Cómo no desearte si te sueño. Cómo no importarme tu vida, si te quiero.
No puedo explicarte todo lo que siento por ti, pero es inmenso.
No puedo explicarte lo que siento cada vez que te veo, cada vez que estoy junto a ti entre tus brazos, en ese momento mágico en que tus labios se acercan a los míos y me besas.
No puedo explicarte cómo mi corazón comienza a latir como un loco y quiere salirse, cada vez que siento tu respiración tan cerca de la mía.
No te puedo explicar todo lo que siento, porque es algo mágico y único.

miércoles, 17 de mayo de 2017

CARTA DE AMOR...NO SOLO SON PALABRAS, ES LO QUE SIENTES, ES LO QUE MANTIENE VIVA UNA RELACIÓN...



Se puede estar cerca y sentirse muy lejos, pero también se puede estar muy lejos y sentirse muy cerca, al punto de sentir rozar los sentimientos en el corazón...

Hola mi amor:

Los días que he tenido el privilegio de estar a tu lado han sido los mas maravillosos que he tenido en mi vida, por que en ti encontré algo que pensé nunca volver a tener.

Sabes, pienso en ti a cada instante. En el día, durante la noche e inclusive en mis sueños, solo existes tú.

Cuando no estas a mi lado, el tiempo pasa lentamente, que hay momentos en que me desespero. Quisiera estar contigo a cada hora, a cada minuto, a cada instante. Cuando no lo estoy, lo único en lo que pienso es, ¿cuando te volveré a ver? Pero lo único que puedo hacer es esperar.

Cuando estoy contigo, encuentro paz, ya que tu me das la calma que necesito para poder estar feliz. Con tus besos me demuestras un amor que nunca había sentido. Con tu sonrisa la tranquilidad de que estas a mi lado y con tu mirada me llenas de fe y de esperanza.

Y se que lo único que tu deseas, es que mi amor que siento por ti nunca acabe, pero por eso no tienes que preocuparte. Yo estaré a tu lado siempre.

Desearía poder ser más de lo que tú, significas para mí. Pero ten esto por seguro, nunca me cansaré de decirte que te quiero…

No solo son palabras… es mas que decir o escribir cosas bonitas que te nacen, es mas que regalar un detalle para agradar a la persona, no solo son palabras... es mas que un poema que se escribió hace tiempo atrás y que se regala a la persona que hizo volver ese sentimiento.

No solo es decir te quiero… es sufrir por la ausencia de la persona amada, sufrir por la falta de caricias, de sonrisas, de regaños, de consejos.

No solo es decir yo también, por quedar bien con tu pareja o porque te dejas llevar por el momento o porque estás confundida y en ese momento dices yo también…

No solo son palabras, que se dicen para decir que uno pone todo de su parte,

No solo son palabras, es lo que sientes, es lo que mantiene viva una relación…

No comprendo como somos capaces de soportar no reír juntos cuando la ocasión se da, no comprendo como podemos disimular el cariño que se siente…

No solo son palabras en voz baja diciendo te quiero, no solo son palabras de aliento que hacen crear una esperanza vacía, por que no estás llena de momentos, mientras tanto el tiempo pasa y nada pasa y nos hacemos cada vez mas daño... cada vez se pierde la magia que algún día nos unió y cada vez se convierte en costumbre una rutina en la cual no existe magia solo actividades…

No solo son palabras es lo que siente un corazón perdido en busca de la verdad o de un palpitar.

jueves, 20 de abril de 2017

CARTA A MI EX..GRACIAS POR EL AMOR Y DESAMOR....GRACIAS POR LAS RISAS Y LAS TRISTEZAS...GRACIAS POR SALIR DE MI VIDA....

Querido amor mal correspondido:

Te quiero dar las gracias por todo el tiempo que estuviste a mi lado. Sí, gracias. Sólo un corazón malherido y agonizante puede interpretar la excelente lección de vida que tú me otorgaste. Gracias, aprendí que el tiempo no es mucho ni suficiente cuando tú estás a mi lado, ahora valoro más el tiempo. Gracias, aprendí que los momentos difíciles tienen su razón de ser y en algún momento me unieron más a ti.
Ahora, agradezco que la tristeza pase de vez en cuando por mi vida, es un buen pretexto para recibir un abrazo extra y un hombro confortable para llorar. Gracias, por ser capaz de descubrir mi alma, pues te amé con toda ella y entendí que no soy sólo cuerpo, soy espíritu y soy amor. Gracias, no me diste chocolates el día de los amantes en cambio me diste una sonrisa.
Gracias, no me diste flores en nuestro aniversario, en cambio, me diste una caricia. Gracias, no me diste joyas el día de mi cumpleaños, en cambio, me hiciste el amor. Gracias, en todo este tiempo aprendí que mejor que chocolates, joyas o flores, me diste los presentes que cualquiera sería feliz de recibir. Ahora, mi más sincero agradecimiento.
Gracias, a tu crueldad, a tus mentiras y a tu desprecio aprendí que mi corazón es un guerrero.
Gracias a la violencia con la que lo lastimaste aprendí que es fuerte y se puede levantar. Gracias, lo hiciste llorar tantas veces, que aprendí que las lágrimas desintoxican el espíritu. Gracias, me hiciste tanto, tanto daño, que aprendí que soy un soldado que puede librar mil batallas. Ahora, ya no te anhelo, ya no te siento, ya no te amo.
Ahora, gracias a eso, encontré un médico que reparó mi maltrecho corazón, con paciencia y mucho cariño. Como seguramente te habrás dado cuenta, el no ha hecho tanto por mí como tú.

El simplemente me ama.

Me gustaría regresar el tiempo para no haberte querido como lo hice, pero también me gustaría regresarlo para que me amaras como nunca lo hiciste.
Perdonar es de fuertes, pero es la mejor forma de eliminar todo el dolor que a veces llevamos muy dentro y nos hace daño.
Es el primer paso para olvidar y dejar espacio en nuestro corazón para las cosas buenas, que nos permiten vivir en paz, sin resentimientos, remordimientos ni rencores.
Cuando se libera el interior de lo que hace daño...quedan las puertas abiertas a renovar los sentimientos de amor a nuevas historias que le den vida a tu vida, amor a tu corazón y paz a tu alma...

CARTA DE UNA MADRE ANCIANA A SU HIJO...POR LOS CUIDADOS DEDICACIÓN Y AMOR....EN SUS AÑOS DE VEJEZ.


Hijo mío, no puedo dejar de decirte  cuánto te amo desde el

día en que naciste y hasta el fin de mi vida, que se acerca;

pero tampoco puedo dejar de agradecerte por estos últimos

meses en que ya viejita como estoy, ya no he sido la madre 


joven que conociste cuando niño, sino la triste anciana que 

acomete su lucha final y que sólo da trabajos y preocupaciones.

Cuánta paciencia has tenido, hijo mío, y cuánta comprensión 


me has demostrado: he regado la comida sobre mi ropa y las 

medicinas sobre la cama; ya no he podido ponerme los zapatos

ni he atinado a vestirme; y tú, no te has enfadado.

Se ha repetido lo que hacía cuando te enseñaba a hacerlo de 


pequeño; pero ahora ha sido al revés.


Últimamente, cuando he conversado contigo he repetido y 


repetido las mismas historias, que tú ya las sabes de memoria 

y no me has interrumpido ni te has cansado de escucharme;

como cuando te narraba un cuento tantas veces antes de 


dormirte.

Cómo has soportado mi inmovilidad y el descontrol de mis


funciones; al perder el dominio sobre mi cuerpo no he podido 

manejar mis incontinencias y he hecho sin voluntad mis 

necesidades; y tú no te has avergonzado porque has 

comprendido que no es mía la culpa ni voluntarios estos 

desajustes.

No me has reprochado por mis negativas a bañarme y no me 


has regañado por no querer tomar la medicina.

Seguramente me aceptas como la niñita mayor que soy ahora

y has perdonado mis caprichos y debilidades.

Has pasado por alto mi inutilidad y mi ignorancia de no 


comprender los adelantos de la ciencia y la tecnología que 

ya no alcanzo a entender, pero me has dado el tiempo 

necesario para algo asimilarlas y no te has reído de mis 

impertinencias y torpezas.

No te has enojado cuando al conversar se me ha olvidado

lo que estábamos diciendo; más bien me has ayudado a 


recordarlo.

Ya me doy cuenta de cuánta atención e importancia dabas 


a lo que te decía.

Con tu mano has puesto en mi boca la sopa y el pan;

aunque ya no tengo dientes ni saboreo lo que como no me 


has insistido más allá de mis ganas y de mi poco apetito.

Igual que tú aprendiste, y yo ahora lo he olvidado, he 


apoyado mi flaqueza y lentitud en tu brazo generoso, en tu 

pecho cariñoso y me has ayudado a caminar según mis 

lentos pasos.



Lejos de molestarte, te he visto llorar cuando te decía que 


ya no quiero vivir; lo decía por mi estado, por las molestias 

que causo, por el esfuerzo que hacías con un cuerpo pesado, 

enfermo y cansado.

Has aceptado con valor y resignación el verme como estoy

aunque te has sentido más triste cada día.

He sentido tu corazón junto al mío en los momentos en que 


más te he necesitado.

Yo te di la vida, yo te vi nacer; ahora, con tu amor has 


prolongado la mía y me verás morir; tu camino está en su 

mejor lugar y tu tiempo en el más feliz momento, mientras 

los míos están por concluir.

Mi gratitud para ti, hijo mío, mi admiración por tu 


paciencia.

Pronto se acabará mi cuerpo, pero mi amor siempre 


estará contigo ahora, aquí, allá, siempre.

Cuida a la familia que queda, cuídate tú, que has asegurado 


tu cuidado cuando te toque vivir iguales circunstancias,

porque tus hijos velarán por ti, puesto que lo que se hace 
en 

esta vida por alguien otros lo harán por uno con mayor cariño,

y con mejor merecimiento en los últimos instantes.

Mis bendiciones de gratitud, hijo mío...Te Amo..


Esta es una linda historia , para reflexionar y seguir su ejemplo .
Hoy en día en que los ancianos van siendo olvidados en los 
asilos o ignorados en sus propios hogares.
Una madre es lo más maravilloso de esta vida y aún después 
de la vida, porque sigue viviendo en el corazón...
 Es un regalo y bendición de Dios...A este universo.

Google+ Badge